Politika Digital

El conocimiento es poder

¿Es Panama un país donde abunda el dinero?

Es parte de la lógica con que nos entretienen. La pregunta es ¿cuánto va a durar el encanto? Un país tiene derecho a soñar pero todos nos arropamos de la sábana hasta donde nos alcance. Si en la pasada década y la actual hay crecimiento económico a todos nos conviene que permea a todo el país y a todos los panameños. ¿Ocurre esto hoy? Los que viven integrados a la economía global son los que tienen las mejores expectativas y se llevan la gran tajada de la riqueza. ¿Cuánto esfuerzo se hace por integrar al resto de los panameños a esa economía global? ¿Acaso no es una tarea nacional hacia la cual debemos esforzarnos? A principio de este gobierno nos presentaron un plan estratégico 2010-2014 muy bien elaborado con las áreas de la actividad económica por impulsar y muchas tareas específicas que requieren inversiones millonarias. El plan fue aprobado por este gobierno y costó millones de dólares. No han pasado diez y ocho meses y a alguien se le antojó que en Panamá hay petróleo por lo tanto vamos a encaminarnos a buscarlo. A otro se le antojó que el plan se quedó corto porque le faltó la explotación minera y ahora nos abocamos a lograr que se desarrolle la industria minera específicamente la del oro y cobre. Quien quiera que se moleste en leer las 140 páginas del Plan Estratégico del Gobierno Nacional se dará cuenta que las tareas en ella comprometidas requerirán un esfuerzo ingente y acelerado para cumplir. Si a ello le añadimos más tareas y nuevos motores de crecimiento por el capricho o la voluntad de alguno que otro, hay suficientes razones para concluir que vivimos en una especie de globo aerostático alejados del mundanal ruido y que en algún momento nos estrellaremos con nuestra verdadera realidad. La ruta del cambio cambia a cada instante y se olvida cual es el destino prometido. Nos hemos pasado un mes sin agua potable. La temática de la basura está todavía por resolverse. Las pérdidas por las inundaciones y cambios climáticos sin indemnización, los damnificados esperan, el interior languidece, a los pobres hay que subsidiarlos para que sobrevivan, el costo de la vida se incrementa vertiginosamente y viven prometiendo que Panamá es el país de la abundancia y de los negocios. La primera interrogante es “para quién”, la segunda es porque no alcanza. La tercera es si el cambio nos incorpora a todos y la quinta si esto no funciona, entonces qué.

Autor: Ebrahim Asvat

Anuncios

2011/04/09 Posted by | Bitácora del ex-presidente por Ebrahim Asvat | Deja un comentario

   

A %d blogueros les gusta esto: