Politika Digital

El conocimiento es poder

Fabricantes de Miserias (1998) – Plinio A. Mendoza, Carlos A. Montaner, Álvaro Vargas Llosa

Fabricantes de miserias – Apuleyo Mendoza Plinio – Fabricantes De Miseria

2011/01/26 Posted by | Libros Electrónicos | Deja un comentario

Libertad: la clave de la prosperidad – Carlos A. Montaner

Libertad la clave de la prosperidad – Carlos A Montaner

2011/01/26 Posted by | Libros Electrónicos | Deja un comentario

Panamá, un nación con una historia hermosa – Miércoles 26 de enero 2011

Panamá como nación tiene una hermosa historia y es una lástima que sean pocos los panameños que la conozcan. Estoy casi seguro que el desconocimiento de su historia es lo que distancia al panameño de su responsabilidad cívica.

Todos estamos obligados a dejar un mejor Panamá del que encontramos. Nuestros actos, nuestros sacrificios, nuestro trabajo, nuestros triunfos a diferentes niveles deben marcar en última instancia un factor de mejoramiento de toda esa organización y conglomerado que constituye lo que denominamos Panamá. Desde el nacimiento de un hijo, la instrucción escolar, el puesto de trabajo, la actividad profesional o empresarial, la adquisición de una casa para construir un hogar, la vida comunitaria, la vida pública , la solidaridad humana. Todos estos pequeños eventos son relevantes y marcan hitos, cada uno en su dimensión en la vida de un país. Cuando se fundó la República de Panamá en el año 1903 y luego de dar sus primeros pasos, el analfabetismo alcanzaba al 85% de la población. A alguien se le ocurrió la idea de que lo que le correspondía al país era lograr que cada uno de sus habitantes aprendiera a leer y escribir. De esa idea central, se trajeron maestros y profesores extranjeros, se crearon los primeros centros de formación e instrucción de enseñanza primaria y secundaria. Se invirtió en escuelas a lo largo y ancho del territorio nacional. Nuestras maestras y profesores se movilizaron y dedicaron sus vidas a llevar escolaridad. ¡ Cuanta inversión a largo plazo! Esos maestros y profesores invirtieron (y siguen invirtiendo) sus vidas por otros a salarios bajos porque su mística y empeño no se mide en dinero sino en otro tipo de satisfacción psicológica que no tiene precio y genera admiración, respeto y estima. Cuantos conocemos la experiencia de maestros y profesores que tienen historias que contar de los alumnos que pasaron por su clases. Historias de sacrificios, empeño, desvelos, alegrías, triunfos y tristezas. Hoy el analfabetismo está casi por desaparecer y cada vez más, los menores de 12 años entran en un centro de instrucción escolar. ¿ Que calidad de panameños son estos que dedican sus vidas a un propósito nacional con poca remuneración y reconocimiento público? Nadie que ha vivido y crecido en este país puede desconocer la influencia de maestros y profesores que les ha marcado sus vidas. Lo hicieron por otros. No les importó quienes eran. Lo hacían sin tenerlo en mente, por un país, por eso que llamamos Panamá y que lo llevan muy adentro.

Autor: Ebrahim Asvat

2011/01/26 Posted by | Bitácora del ex-presidente por Ebrahim Asvat | Deja un comentario

Las diferentes categorías de panameños – Martes 25 de enero de 2011

He estado escuchando muchas voces con un alto grado de pesimismo sobre la situación política que estamos confrontando. ¿ Por qué no reaccionamos frente a las acciones políticas o las situaciones fácticas que nos inquietan? Le he dado vueltas a este tema y un poco más después de leer un comentario del Profesor Pedro Prados. Creo que nos toca analizar la calidad de eso que llamamos ¨panameño¨ que en mi opinión existen en tres categorías. El panameño indiferente. Aquel que busca lo suyo y cree que el país es responsabilidad de otros especialmente de la clase política. Es el que parte de salida señalando que no es político como si eso lo eleva en la calidad de sus argumentaciones. Cada día son más los panameños indiferentes. Viven para ellos y piensan que el país tal y cual es , no es de su incumbencia. Siempre hay alguien que debe resolver las cosas más nunca él. La indiferencia es quizás una cualidad que se acentúa por los retos de la posmodernidad, el afán por atender sus propias necesidades, el desprecio a la estructura de gobierno por considerarla imperfecta o la pereza por participar en la vida pública a cualquier nivel. La segunda categoría del “panameño” corresponde a los que aman al país por los negocios que pueden hacer en ella. Panamá es la plataforma para ofrecer todo tipo de bienes y servicios. Un lugar ideal para hacer negocios, una oportunidad de negocios o un medio para enriquecerse lícita o ilícitamente. Panamá, para esta categoría de panameños está en función del dinero. Cualquier actividad pública o privada la cuantifican por las ganancias o ingresos que le producen y el país es bueno o malo en función de éstos. En esta categoría entran la casi mayoría de los empresarios, los políticos sin valores y los empresarios convertidos en políticos. Por eso, no es inusual que salgan a decir que Panamá esta abierta para hacer negocios. La tercera y última categoría de panameños la componen aquéllos que llevan el país en la sangre y más que un negocio es una multiplicidad de cosas, eventos, experiencias y sacrificios que la hacen tal y cual es hoy. Son aquellos que llevan en sus hombros la historia nacional y conocen como hemos llegado a donde hoy estamos y cual ha sido la contribución de las pasadas generaciones al bienestar común. Son los que asumen su responsabilidad sin que nadie se los pida u ordene a dejar un Panamá mejor a como lo recibieron. Aquí se encuentran las maestras, los profesores, los médicos, las enfermeras, los obreros, los agricultores, los ingenieros y todo aquel que ha contribuido que este pedazo selvático de la tierra sea el Panamá que hoy conocemos.

Autor: Ebrahim Asvat

2011/01/26 Posted by | Bitácora del ex-presidente por Ebrahim Asvat | Deja un comentario

   

A %d blogueros les gusta esto: